Los grandes gobiernos

Los grandes gobiernos, de acuerdo a su poderío, exhiben grandes demonios que cuestan dineros caudalosos. A los pequeños gobiernos, es inevitable, no les alcanza sino para diablejos en vías de desarrollo, íncubos y súcubos de maltrecha factura, vale decir, pobres diablos.

Eleazar León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *